Melodías Excéntricas

GOLDEN EIGHTIES

Chantal Akerman | Bélgica | 1986 | 96 min.
V.O. en francés subtitulada en español e inglés
The Golden Eighties

En su único musical, la eterna Chantal Akerman concibió una fusión de tributos, tanto a los clásicos de la MGM como a Demy, desembocando en una obra única. Ella misma escribió las letras de las canciones, componiendo un cautivador retrato de los trabajadores de una galería comercial de Bruselas, sus amores y pasiones, todo ello filmado con los colores arrebatados de esos dorados ochenta.

Dirección : Chantal Akerman
Guion: Chantal Akerman, Leora Barish, Henry Bean, Pascal Bonitzer, Jean Gruault
Fotografía: Gilberto Azevedo
Montaje: Francine Sandberg
Música: Marc Hérouet
Intérpretes: Delphine Seyrig, Myriam Boyer, Fanny Cottençon, Lio, Pascale Salkin, Charles Denner
Producción: Martine Marignac

MELODÍAS EXCÉNTRICAS

A menudo se considera al musical como un género eminentemente norteamericano, con la única excepción de Jacques Demy (que estás en los cielos). Y aunque sin duda Demy modificó el devenir del género, aportando insólitas dosis de creatividad, el maestro francés no está solo: desde finales de los sesenta, un grupo de variopintos cineastas europeos se embarcaron en rompedoras incursiones en el musical, e incluso con la llegada del siglo XXI, el género ha resistido incluso el impacto del videoclip y de Youtube, ofreciendo interpretaciones heterodoxas de la mano de nuevos talentos. He aquí una muestra de las joyas de la corona de esa corriente colorida, estimulante y vital que es el musical europeo, cada una rompiendo de manera diferente con la línea establecida por Demy o por la clásicas películas sobre triunfales bandas de rock o pop, ya sea por la fragmentación de sus estructuras narrativas, sus fusiones de elementos de Hollywood con los de la Nouvelle Vague, sus corrosivas y transgresoras radiografías sociales, o por sus originales relecturas de mitos. Abarcando un amplio espectro temporal (de los sesenta hasta la actualidad) y geográfico (de Escocia hasta Portugal, pasando por el Báltico y el Mediterráneo), un puñado de títulos que inyectaron excentricidad e innovación al musical, demostrando que ha sido precisamente en Europa donde se han producido algunas de las muestras más extravagantes y visionarias del género.