Melodías Excéntricas

A CARA QUE MERECES

Miguel Gomes | Portugal | 2004 | 108 min.
V.O. en portugués subtitulada en español e inglés
A cara que mereces

Con su deslumbrante ópera prima, Miguel Gomes se reveló como uno de los nombres que marcarían el futuro del cine europeo, prometiendo dosis ilimitadas de originalidad y buen humor. En esta hilarante comedia musical Francisco, un hombre al borde de la claustrofobia y de la crisis de los 30 años, intenta por todos los medios evadirse de la madurez.  Pues hasta los treinta años tienes la cara que Dios te dio, pero a partir de ese momento tienes la cara que te mereces. Este antipático protagonista se convertirá en la atípica Blancanieves de sus siete enanitos, los amigos con los que celebra la fecha en una casa de campo.

Dirección: Miguel Gomes
Guion: Miguel Gomes, Manuel Mozos, Telmo Churro
Fotografía: Rui Poças
Montaje: Sandro Aguilar, Miguel Gomes
Música: Mariana Ricardo
Sonido: Vasco Pimentel
Intérpretes: José Airosa, Gracinda Nave, Sara Graça, Miguel Barroso, João Nicolau, Ricardo Gross
Producción: João Figueiras, Sandro Aguilar
Compañía productora: O SOM E A FÚRIA

MELODÍAS EXCÉNTRICAS

A menudo se considera al musical como un género eminentemente norteamericano, con la única excepción de Jacques Demy (que estás en los cielos). Y aunque sin duda Demy modificó el devenir del género, aportando insólitas dosis de creatividad, el maestro francés no está solo: desde finales de los sesenta, un grupo de variopintos cineastas europeos se embarcaron en rompedoras incursiones en el musical, e incluso con la llegada del siglo XXI, el género ha resistido incluso el impacto del videoclip y de Youtube, ofreciendo interpretaciones heterodoxas de la mano de nuevos talentos. He aquí una muestra de las joyas de la corona de esa corriente colorida, estimulante y vital que es el musical europeo, cada una rompiendo de manera diferente con la línea establecida por Demy o por la clásicas películas sobre triunfales bandas de rock o pop, ya sea por la fragmentación de sus estructuras narrativas, sus fusiones de elementos de Hollywood con los de la Nouvelle Vague, sus corrosivas y transgresoras radiografías sociales, o por sus originales relecturas de mitos. Abarcando un amplio espectro temporal (de los sesenta hasta la actualidad) y geográfico (de Escocia hasta Portugal, pasando por el Báltico y el Mediterráneo), un puñado de títulos que inyectaron excentricidad e innovación al musical, demostrando que ha sido precisamente en Europa donde se han producido algunas de las muestras más extravagantes y visionarias del género.