Pa’trás ni pa’tomar impulso
noticia

Nuevas Cinefilias retoma en Irlanda sus sesiones presenciales

  • El programa del Festival de Sevilla en colaboración con el Instituto Cervantes ampliará un año más la ventana al cine español en el extranjero
  • Lupe García Pérez presentará ‘Pa’trás ni pa’tomar impulso’ en Cork, y le seguirán María Pérez Sanz con ‘Karen’ en Túnez, Guillermo Benet con ‘Los inocentes’, en Palermo y Óskar Alegría con ‘Zumiriki’ en Manchester 

Nuevas Cinefilias vuelve este año a ofrecer sesiones presenciales después de dos años de proyecciones únicamente online debido a la pandemia. Este programa se lleva a cabo desde el año 2018 en colaboración con el Instituto Cervantes, a través de cuya red internacional de sedes el Festival de Sevilla amplía fuera del país su vocación de ser la gran ventana del nuevo cine español.

Bajo el epígrafe Nuevas Cinefilias. Paisajes reencontrados, el certamen propone una selección de títulos que han pasado por sus distintas secciones y que son ejemplos de particular interés de la gran diversidad de las aproximaciones a la naturaleza del cine contemporáneo y de la libertad creativa y experimental de sus realizadores.

Pa’trás ni pa’tomar impulso

El programa comienza el 5 de octubre con la proyección de Pa’trás ni pa’tomar impulso (2020), de Lupe Pérez García, en el Festival de Cine IndieCork, organizado por el Instituto Cervantes de Dublín, con la presencia de la directora. En las próximas semanas, Karen (2020), de María Pérez Sanz, se podrá ver en la sede del Cervantes en Túnez (10 de noviembre); Los inocentes (2020), de Guillermo Benet, en la de Palermo (23 de noviembre); y Zumiriki, de Óscar Alegría, en Manchester (9 de noviembre).

La selección con la que Nuevas Cinefilias celebra su regreso a la presencialidad ofrece cuatro títulos que permiten a los espectadores adentrarse en un cuadro de enorme riqueza. Las dos ficciones narrativamente más evidentes, Karen y Los inocentes, asumen una edificante ruptura de los lugares clásicos de la interpretación de los personajes y del punto de vista de ambos directores. Los otros dos filmes, Pa’ trás ni pa’ tomar impulso y Zumiriki, construyen por su parte un interesante retrato de sus protagonistas que juegan conscientemente a desdibujar los límites del realismo y animan a vivir la vida como si fuera una obra de arte.